La artista Sonia Gómez se ‘alquila’ a desconocidos / Entrevista en El Tiempo de Colombia

La creadora estará al Festival Impulsos: 10 días dedicados a la danza en Bogotá.

A Sonia Gómez la han llamado ‘la puta escénica más divertida del mundo’, pues su obra Experiencias con un desconocido es, en sus palabras, un intercambio creativo en el que ella se “alquila a un cliente de manera privada para hacer una serie de experiencias artísticas”.

Y es solo con hombres, advierte. Aquellos del tipo ‘varón proto-solitario de entre 20 y 100 años’ -como se lee en el perfil de clientes armado por la artista- dispuestos a contactarla por Internet para entrar en su vida, viajar con ella, cenar con su madre o actuar bajo las normas que la artista establezca.

Las experiencias artísticas que vive con los desconocidos terminan en escena y ellos pagan para hacerlas (un valor que convienen privadamente). Esta vez, las hará con dos colombianos durante el Festival Impulsos, que comienza este 28 de abril en Bogotá.

Uno de ellos es un compositor, de 22 años, descrito por Gómez como de “buen talante y muchas ganas de descubrir cosas”; el otro es más cercano a los 30 y trabaja en el área de la administración.

Gómez habló con EL TIEMPO desde Barcelona.

¿De qué se trata esta obra?

Es un intercambio entre personas que no son de las artes escénicas y yo. Una vez se hace la propuesta pública (en su blog) los desconocidos miran en el catálogo, eligen una o varias de las siete prácticas y me escriben. Luego los escojo. El primer mensaje que me envían es muy importante para saber si entienden el proyecto, dada esa primera imagen de provocación; veo si comprenden que es una broma, una broma seria, porque este es mi trabajo.

¿Por qué con desconocidos?

Uno siempre ve una masa de gente y la ilusión es llegar a cada una de esas personas. Esta fue una forma de hacerlo.

¿Buscaba explorar el universo masculino?

A priori, la propuesta tiene algo de escandalosa, pero es solo la puerta de entrada para remover tabúes, diferencias de género. Proponerse, alquilarse a un producto, tiene unas connotaciones muy específicas.

¿Cómo es el trabajo con el desconocido?

Es lento. Entre los dos definimos qué le puede interesar a esa persona y qué tipo de confrontación tendrá con el público. Voy 10 días antes al lugar de la obra y montamos dos escenas, pero nunca es el mismo espectáculo. También muestro un resumen de las experiencias con otros desconocidos. En Bogotá, no habrá uno, sino dos desconocidos locales.

¿Cuántos la han contactado?

En el mundo unos 60, pero he podido tener experiencias con 20, por circunstancias geográficas. Una vez, un periodista se hizo pasar por desconocido y también trabajé con un joven chino. Viajé dos veces a China y él vino a Barcelona.

Y los riesgos…

Hasta ahora no he tenido malas experiencias.

¿Qué tienen los elegidos?

Deben tener disponibilidad porque el trabajo es a doble: yo propongo y descifro, pero tienen que estar abiertos para intuir y descubrir el lado que me quieren enseñar. Varía mucho. A un desconocido tardé dos años en contestarle.

¿Qué experiencias han pedido?

Un chico, que era poeta, escogió la ‘Lectora’ (en la que ella sigue al cliente a donde vaya para leer lo que él quiera). Pero la más usual es la performativa y la de club: las relacionadas con el movimiento.

¿Les cambia la vida?

Sé que eran hombres que estaban en una revolución personal. A veces, cuando estás buscándote, es bueno hacer algo que no esperabas. Por ejemplo, el chico al que le contesté dos años después, estaba superando un cáncer; con él fue especial hacer una escena.

¿Por qué solo hombres?

Aunque las diferenciaciones de género son ridículas, existen; pienso que tal vez con mujeres íbamos a estar en un mundo empastado, aburrido, porque somos iguales.

¿Cómo involucra a su madre en la obra?

Mi madre solo lo ha hecho una vez porque sí hubo un desconocido que escogió la opción de cenar con ella, pero es complicado porque es una mujer mayor.

Experiencias por catálogo

Algunas actividades que los desconocidos pueden hacer con Sonia Gómez (SG):

Lectora: SG lo sigue a donde vaya para leerle lo que usted quiera.

Performativa: SG pone su cuerpo a su disposición para dar forma física a todo lo que soñó.

Tú, mi madre y yo: permite entrar en la vida de SG y comer con su madre.

Una chica de película: SG reinterpreta a la actriz que usted quiera, donde desee.

Traveling: SG se va de vacaciones con usted.

Son 21 obras y 22 compañías

Del 28 de abril al 8 de mayo, Bogotá será la anfitriona de lo más innovador de la danza internacional. Veintiún obras y 22 compañías de siete países llegarán al Festival Impulsos, cuyo invitado de honor es Cataluña y Balerares. Lo organizan la Fundación Teatro Nacional y la compañía de danza L’Explose. La cuota colombiana del evento son los grupos Estantres Danza, L’Explose, Danza Común, Tercero Excluido, Entre Tierra, La Compañía, Colectivo 6 Grados, Duvento, Proyecto Tempestad, Artífice Danza y Olga Barrios.

Teatros y boletas

El festival se presenta en los teatros Nacional La Castellana, Mayor, Estudio, Leonardus, Casa del Teatro y Varasanta. Horario: lunes a domingo, de acuerdo con la sala. Precio: desde 22.000 pesos. Boletas: En Tuboleta.com o en la Fundación Teatro Nacional. Programación: www.festivalimpulsos.com.

Catalina Oquendo B.
Redacción Cultura

Anuncios