Mobile video art: citySCREEN to take away según Roberta Bosco y Stefano Caldana

Escrito por Roberta Bosco y Stefano Caldana, publicado en el Blog de Tecnología de El País El arte en la era del silicio, a raiz de la exposición online Mobile Video Art: CitySCREEN to take away.

——————————————————————

A la espera de inaugurar la 10ª edición de Loop, la única feria en el mundo exclusivamente dedicada al videoarte, Barcelona calienta motores con el Screen Festival, que hasta el 2 de junio, convertirá la ciudad en una gigantesca pantalla fragmentada, a través de proyecciones en 137 espacios de todo tipo.
Para quien no pueda gozar de todo esto presencialmente, también hay una exposición online Mobile video art: citySCREEN to take away, compuesta por una selección de piezas rodadas con teléfono móvil por artistas de diversos países.

Por segundo año consecutivo, Lorea Iglesias (Donostia, 1977), comisaria especializada en mobile art, se atreve con una propuesta atípica, que reúne obras representativas de diversos lenguajes y aproximaciones estéticas al arte para móviles, con el objetivo de acercar el público a este nueva faceta de la video-creación contemporánea.

Hay que recordar que la aparición del teléfono a finales del siglo XIX desencadenó una verdadero alud creativo entre los artistas. La cantidad y calidad de las obras inspiradas por el teléfono a lo largo de los años fue tal que en 1969 el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago le dedicó una célebre exposición Art by Telephone.

Volviendo a Lorea Iglesiasel año pasado para el festival trasladó el dispositivo móvil a una muestra, que se realizó en el espacio físico de la Fundación Godia y este año se lanza al espacio intangible de Internet con una selección de 11 piezas de diez artistas de diferentes países.

Las obras, reunidas en la web de Screen, son accesibles desde cualquier dispositivo conectado a Internet, como un ordenador, tableta o móvil. Sin embargo, a través de los teléfonos y demás dispositivos móviles, se puede acceder también de forma fácil y sencilla durante el recorrido expositivo urbano, mediante los códigos QR distribuidos en los diferentes espacios de proyección.

La telefonía móvil constituye un auténtico fenómeno social. Su portabilidad, su capacidad aglutinadora de diferentes tecnologías, su potencial como medio de registro alternativo y su accesibilidad, son algunas de las características que la han convertido no sólo en la tecnología con mayor presencia en la sociedad, sino en una nueva y poderosa herramienta creativa”, asegura Lorea Iglesias.

Entre las obras destaca Confort de Patricia Luna Alfiorova, una inquietante pieza realizada en stop-motion especialmente para la exposición, centrada en la búsqueda de la comodidad más personal e íntima. Álvaro Collar presenta dos obras Mirage (2009) yMyriad (2011), que reflejan por un lado la familiaridad del autor con el medio y por el otro su voluntad de permitir al espectador crear su propia vivencia, a través de imágenes poéticas y sencillas. En otra línea de experimentación, Txalo Toloza-Fernández, combinaperformance, vídeo creación y telefonía móvil, en obras que utilizan la ironía y el sentido de lo absurdo para abordar temas de candentes actualidad, como la privacidad en la sociedad digital, de la que habla en Siguiendo a un desconocido por la calle (2010).

En cambio Mateo Austin traslada al móvil la estética del error y para su vídeo inéditoPaseando, ha utilizado un teléfono que, por un fallo de software, no puede interpretar correctamente los colores y la luz, por lo que capta imágenes saturadas, que tiñen la realidad de tonos imaginarios.

La triste historia del Canódromo de Barcelona, un espacio arquitectónicamente singularque debía transformarse en un centro de arte, antes que los políticos con la complicidad de la crisis abandonaran el proyecto, protagoniza la obra homónima de Kenneth Russo, creada especialmente para la muestra con imágenes grabadas en 2005. “Esta pieza, rodada en el antiguo canódromo, constituye una oportuna metáfora sobre la gestión que los órganos de gobierno llevan a cabo respecto a la cultura en general y al arte contemporáneo en particular”, indica Iglesias.

La selección se completa con obras de João KreferJoan ConstansoJudith Belmonte,Bruno Peláez y Arthur Tuouto. “Al convertirnos en portadores continuos de cámara y pantalla, tenemos la posibilidad en cualquier momento y lugar de registrar lo que nos rodea, por lo que esta tecnología proporciona una mayor libertad de crear imágenes en movimiento nacidas de un gusto personal, espontáneo e inmediato”, concluye la comisaria.

Anuncios