De tanto mirar hacia el valle.

Acabamos de volver de Azala, bello espacio de residencia rural perdido en Alava, en Lasierra, a medio camino entre Pobes y La Puebla de Arganzon. Gracias a todas las que habéis cuidado de nosotras.

Anuncios